Entre agencias y marcas

Entre agencias y marcas
Comments (0)
- ¿A dónde va nuestra marca, capitán? - No sé, ustedes díganme. - Pero usted es el capitán, capitán… - Entonces yo digo que vaya a donde ustedes digan, mientras coincida con lo que estoy pensando y no les he contado. Para poder llevar a cualquier marca a su destino, es importante contar con alguien que determine a dónde es que queremos llegar en primer lugar. Alguien que dé dirección y lidere con claridad durante el camino para que el resto de su equipo pueda sumar con objetividad. Muchas veces nos hemos encontrado con equipos de marca talentosos, con ideas valiosas, iniciativas, opiniones y “ganas” de hacer más, pero sin la certeza de qué quieren lograr con ese “más”. Sin una idea real de qué persigue su marca. Y, no hay que confundirnos, casi todos los equipos saben qué meta comercial persiguen para el negocio: “vender más” siempre es la primera respuesta de todos los involucrados, aunque realmente no nos diga nada. Nosotros creemos que las marcas tienen un camino, una historia de desarrollo y debemos explorar distintos rumbos para construirlas mejor. Porque las marcas son símbolos y se llenan de significado y valor para las personas que las consumen. Y eso no se construye en una sola campaña, como tampoco se logra “vendiendo más” sin sentido. Para encontrar ese sentido, vale la pena preguntar: ¿Qué quieres lograr con tu marca? ¿Qué te gustaría que las personas piensen de ella? ¿Cómo te gustaría verla en unos años? ¿Qué lugar quieres que tome en la vida de las personas? ¿Qué es tu marca más allá del producto? ¿Por qué quieres construir una marca y no solo tener un negocio? Como equipo responsable, debemos pedir a Dirección, la respuesta a estas preguntas antes de empezar a caminar, o volar. Quizá muchas de estas preguntas no se han hecho, o bien, no tienen respuesta aún. Tampoco tienen que estar resueltas todas en un inicio; hay mucho que se descubrirá en el camino que enriquecerá la construcción de cada marca. Lo cierto es que es elemental que alguien a la cabeza de la marca se responsabilice de dar la dirección que todos seguiremos. Dijimos antes que hemos trabajado con muchos equipos llenos de talento e ideas, la diferencia entre los que triunfan y los que siguen trabajando sin sentido está, desde nuestra experiencia, en la Dirección. Para nosotros, como agencia y complemento de equipos de marca, es muy importante conocer la visión general de lo que persigues. O por lo menos las inquietudes que tienes para poder aportar y sumar. Podemos enriquecer tu pensamiento, sugerir ideas e incluso metas de lo que tu marca podría ser y hacer. Podríamos hasta definirla en conjunto y plantear rumbos a seguir, pero no podemos determinar al cien por ciento lo que se debe hacer con la marca, ni hacia dónde va. Esa responsabilidad está en la cabeza de cada compañía o cada marca y debe permanecer ahí: dirigir con claridad, certeza y estabilidad es responsabilidad de los directores. Tu marca, ¿tiene un capitán? Tu capitán, ¿tiene sentido?   También podrían interesarte:
Pajaro Chato
Abr 14, 2023
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
Ya arrancó el año y para este momento las marcas ya tienen sus propósitos, planes y metas bien definidos, o al menos eso es lo que se espera. Sin embargo, muchos se olvidan de los retos, esos desafíos pueden marcar la diferencia entre despertar al gigante o seguir en la zona de confort.  Sabemos que hay muchos tipos de retos. Casi siempre están relacionados a lo comercial, pero muchos otros tienen que ver con encontrar nuevas formas de acercarnos a las personas y ayudarles a encontrar valor en la marca. Muchas veces nos olvidamos de los retos por la comodidad de irnos por el camino fácil o por la costumbre de querer implementar los mismos planes de marketing. Pero hay mucha riqueza para quien se anima a enfrentar los retos, pues le aportan mucho valor al pensamiento y las acciones de la marca. En Pájaro Chato creemos que, para bien, nos gusta entrarle a los desafíos porque tenemos la convicción de que para ir más lejos es necesario retar nuestra creatividad, nuestra capacidad para resolver problemas, y así descubrir diferentes maneras de descubrir nuestras fortalezas. Siempre nos hemos retado a ser más que un proveedor para nuestros clientes, buscamos ir más allá de solo cumplir con los objetivos comerciales o de comunicación para convertirnos en una extensión de su equipo de marca sumando pensamiento creativo y estratégico a los proyectos.  En nuestra historia como agencia, infinidad de veces nos hemos enfrentado a todo tipo de desafíos y retos para las marcas. Algunos de ellos han llegado por la constante evolución y las exigencias de cada industria, otros llegaron como consecuencia del crecimiento como empresa y del propósito de llegar más lejos. Todos ellos los hemos enfrentado poniendo el corazón y la mente en el lugar y momento correctos, pero también con la certeza de que estamos colaborando con equipos de marca que confían plenamente en nosotros y que no le temen al error –porque de ahí también hemos aprendido y hemos crecido–. Tuvimos que vivir una pandemia para descubrir que los retos pueden aparecer de un momento a otro y que hay cosas que están fuera de nuestras manos, pero también descubrimos que los retos se pueden transformar en una forma de trabajar que nos impulsa a crecer cada día. Comenzamos a trabajar con más equipos a cientos de kilómetros de nuestras oficinas, aprendimos a volar más lejos con el corazón y la mente porque no podíamos salir de casa, pero esa es otra historia. Compartimos esto para no perder de vista la reflexión en esta primera etapa del año: nuevos retos necesitan de nuevas dinámicas. La pregunta es: ¿con quién vas a decidir enfrentar esos retos?
Pajaro Chato
Ene 12, 2023
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
Los errores son una parte esencial de nuestra historia como agencia; incluso son parte de nuestro impulso para transformarnos e integrarnos como equipo.  En nuestra industria sigue siendo preferible no hablar de cuando nos equivocamos, cuando no llegamos a la meta esperada o cuando rompimos una relación con un cliente. Nuestro ritmo de trabajo exige pasar página rápido, buscar nuevas oportunidades y fijar nuestra vista en los proyectos que siguen.  Pero detenernos, hemos descubierto, es valioso. Analizar, dialogar y comprender nuestros errores nos ayuda a trabajar con mayor conciencia y con menos miedo a la equivocación. Sobre todo, localizar y hablar abiertamente del error nos inspira a trazar nuevos rumbos para no repetirlo. Porque muchas veces no se trata solamente de qué hicimos mal, si no de las circunstancias bajo las que tomamos decisiones y actuamos: los lugares a los que llegamos y en los que no queremos volver a estar.  Porque dicen que el verdadero error es no aprender nada de los errores, queremos compartir 3 de las lecciones más importantes que aprendimos cuando algo, o todo, salió mal.   

1. Aclarar y alinear expectativas

  La satisfacción con un proyecto depende mucho de qué tan claros fuimos al proponerlo, negociarlo y planearlo. Los clientes deben comunicar asertivamente lo que esperan de la agencia desde la prospección. Nosotros debemos honrar esa asertividad y orientar al cliente de manera realista sobre lo que podemos entregar. Cada vez somos más claros, desde el inicio: Por contratarnos como agencia, tu marca no venderá más mágicamente; una campaña para tu e-commerce no resolverá una experiencia de usuario negativa; no hay comunicación que pueda resolver, en el corto plazo, un mal planteamiento comercial y puede haber muchos servicios o “estrategias” que tu equipo interno no esté preparado para implementar. Desarrollar marcas exitosamente es una responsabilidad compartida y no cae sólo en nosotros; requiere de esfuerzos constantes, coordinados y consistentes por parte de muchas personas, departamentos o áreas de especialidad.  Hay muchas metas que podemos superar juntos, pero si no alineamos expectativas desde el inicio, es muy difícil integrarnos como equipo. Cada cliente debe tener claridad sobre qué sí vamos a lograr, qué queda fuera del proyecto, qué recibirá de su equipo y, sobre todo, qué debe hacer para llegar al objetivo en común. De esta manera, es más probable que colaboremos mejor y que todas las personas terminen contentas con los resultados. 

2. Especializarnos en lo que sabemos y disfrutamos

  Con el tiempo y con el paso de los proyectos, exitosos o fallidos, hemos comprendido más cuáles son nuestras áreas de especialidad como agencia. Ahora tenemos certeza de qué sabemos hacer mejor, qué nos gusta trabajar y, sobre todo, qué queda fuera de nuestras habilidades o alcances.  Bajo el modelo de “agencias 360” o “full service”, es muy fácil caer en proyectos que realmente no nos corresponden, para los que no contamos con la estructura o el talento y cuyos procesos a la larga desgastarán nuestra relación con las marcas. Un par de veces –tal vez poquitas más– hemos crecido problemas por querer resolverlos, aunque no nos correspondan o no tengamos la capacidad de hacerlo.  Comprendemos ahora que el compromiso que sentimos hacia nuestras marcas también se refleja cuando decimos “no”: cuando admitimos con honestidad que algo está fuera de nuestro alcance y nos concentramos en mejorar lo que sí es nuestra especialidad. Trabajar dentro de nuestro territorio nos deja con mejores proyectos y resultados que podemos compartir y celebrar con nuestros equipos de marca.  

3. Aliarnos y compartir responsabilidades 

    El elegir especializarnos y dejar de ofrecer ciertos servicios nos llevó a relacionarnos con otros equipos, proveedores o expertos que complementan nuestro trabajo y cumplen con las necesidades adicionales de las marcas. Actualmente contamos con aliados que comparten nuestra visión, compromiso y, sobre todo, la transparencia de lo que le corresponde a cada parte del equipo frente a un cliente.  Ya sea desarrollo web, investigaciones de mercado, gestión de medios o algo más, hemos encontrado –a prueba y error– a las personas con quienes nos entendemos y en quienes confiamos plenamente, por la calidad de su trabajo y por su ética profesional. Actualmente, preferimos acercar a esos profesionales a la mesa de trabajo de cada cliente y presentarlos como nuestra mejor opción para complementar el proyecto.   Encontrar a estos equipos ha sido una de las búsquedas más largas y complicadas, donde se cometieron muchos errores y nos metimos en varios problemas. Pero saber que contamos con alianzas sólidas, con personas confiables y expertas en cada área, ha facilitado nuestro trabajo y el cumplimiento de las metas de los proyectos compartidos. 

¿Qué es lo más importante de nuestros errores?

Nuestro desarrollo en Pájaro Chato tiene todo que ver con descubrir qué proyectos nos mueven, cuáles son nuestras fortalezas, con qué marcas deseamos trabajar y cómo queremos relacionarnos como equipo con nuestros clientes. Todo esto lo hemos descubierto porque cometimos errores.  Como todas las personas, a veces tememos a la equivocación y a fallar. Pero trabajar con la claridad y la confianza que tenemos actualmente no sería posible si no nos hubiéramos tomado antes el tiempo de analizar nuestros errores pasados, intercambiar puntos de vista, explorar lo que podíamos mejorar, y convertirlos en aprendizajes que nos inspiran. Esperamos que compartirlos inspiren también a otros equipos.  
Pajaro Chato
Sep 08, 2022
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
En Pájaro Chato siempre hemos abogado por la transparencia: Consideramos que nuestros clientes merecen tener claro qué hacemos por ellos, qué no podemos hacer y, sobre todo, de qué manera lo hacemos. Ese principio hemos intentado aplicarlo a la relación que establecemos entre medios de comunicación y clientes. Queremos encontrar nuevas formas de trabajo que estén a la altura de las necesidades de las marcas, que respondan a los intereses y hábitos de las personas y que sean responsables con el manejo de presupuestos. Generalmente se piensa que, en tiempos actuales, las agencias salen sobrando para la gestión de medios. Es más eficiente para un cliente, designar a una persona al interior que se encargue de eso y lleve la relación directa con cada medio proveedor. Es más rápido, más práctico y también más barato porque “así nos ahorramos el fee”. Aunque de ese famoso fee o comisión de medios hablamos después. Hasta cierto punto, tienen razón: si vemos la manera tradicional de operar medios a través de una agencia, definitivamente salimos sobrando. La clave para Pájaro Chato estuvo en preguntarnos si queríamos seguir trabajando medios como se nos había enseñado. ¿Qué necesita un cliente de nosotros en esa área? ¿Qué no puede darle un medio de manera directa a la marca? ¿Qué le hace falta al equipo interno de medios de una empresa? Sobre todo, ¿qué disfrutamos realmente nosotros de trabajar medios para los clientes? ¿Qué queremos que valore una marca de nuestro proceso? Las respuestas nos ayudaron a encontrar nuevos rumbos. Definitivamente es más sencillo que un trabajador interno pida el “tabulador” a medios, distribuya su presupuesto asignado y programe su pauta. También es mejor para todos que las negociaciones se lleven abiertamente entre el medio y la empresa, de manera clara y transparente, con todos los términos en la mesa. Y por supuesto que preferimos que los clientes gestionen sus propios presupuestos, paguen directamente y tengan control de sus conciliaciones. ¿Y qué podemos aportar nosotros? Lo que realmente disfrutamos: El pensamiento, la orientación y el acompañamiento para encontrar, como equipo de marca, mejores maneras de comunicarnos con las personas. Ese pensamiento que complementa a los equipos internos de un cliente, que los fortalece y los hace sentir apoyados. Ese pensamiento que ayuda a discernir dónde es mejor colocar un mensaje y en qué momento, o qué medio es más efectivo para cumplir con cierto objetivo. Ese pensamiento que nos ayuda no sólo a elegir lo mejor entre las propuestas de un medio, si no a pedirles cosas distintas que tal vez no habíamos imaginado. Justo eso, hemos descubierto, es lo que puede hacer falta en las distintas relaciones actuales entre agencias, clientes y medios: Una visión táctica y estratégica que conecte las metas de la marca y los matices de su comunicación o publicidad, con la ejecución de un plan de medios. Esa visión que es resultado, ahora sí, de años de negociaciones, propuestas, planes, reportes, testigos y conciliaciones, aunque alguien más haga ahora todo eso. Una visión que no cabe para nada en un fee, bajo ningún porcentaje. Por eso desde que iniciamos este proyecto, elegimos no cobrar el fee o la comisión de medios.  Esa porción del presupuesto de las marcas que se quedaban las agencias, generalmente se interpretaba como una ganancia por la venta, cuando en realidad seguía siendo un pago por los servicios, las horas de trabajo y la experiencia de los equipos. Ese fee tan mal visto, que se prestaba a malos entendidos, a asumir negociaciones secretas y a una inconformidad de todas las partes involucradas. Nosotros nunca quisimos ganar por un fee o vender más medios para tener comisiones más grandes. Nosotros queremos que se valore y aprecie correctamente la mente y el pensamiento de nuestros especialistas en medios: que se confíe en su experiencia, que se quiera trabajar en conjunto con ellos y que se atienda su punto de vista. Ese trabajo es importante, vital incluso, para el desempeño y desarrollo de una marca; ese es nuestro valor y, por lo tanto, lo que presupuestamos. Ya sea dentro de una iguala o un proyecto específico, incluimos horas de pensamiento estratégico aplicado a medios cuando es necesario. Ese tiempo se dedicará a trabajar en interconexión con todo el equipo de marca, a comprender las metas de cada cliente, a desarrollar las rutas ideales para llegar a cada persona y proponer la mejor distribución de medios, según nuestra experiencia. También, si es necesario, se incluirá el tiempo que requiere el acompañamiento en una negociación directa con los medios, donde el cliente esté presente y sepa exactamente qué pagará y recibirá; así como la asesoría en la gestión necesaria de la pauta, reportes, seguimiento y pagos, que ya no se harán a través de nosotros. De esta manera, hemos visto, nosotros hacemos lo que realmente nos distingue y le revaloramos la figura de un jugador clave de la estrategia de marca: el especialista en medios. Al mismo tiempo, damos tranquilidad al cliente sobre el uso responsable de sus presupuestos, ya que tiene el control de la negociación y administración, así como la certeza de estarle pagando a su agencia lo justo por su experiencia y acompañamiento. Con el fee fuera de nuestros presupuestos, hemos podido aliarnos entre clientes, agencia y medios, para establecer relaciones más satisfactorias, con proyectos retadores, con el deseo en conjunto de innovar y dar nuevos significados a nuestro trabajo. Una alianza que nos favorece a todos y busca nuevas maneras para que las marcas se comuniquen con las personas.   Otros contenidos que pueden interesarte:
Pajaro Chato
Jul 13, 2022
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
Cuando agregamos la palabra ‘estrategia’ o ‘estratégico’ a los términos que utilizamos en comunicación, publicidad y mercadotecnia, debemos tomar en cuenta un par de cositas para que no terminemos utilizando solamente palabras complejas y sofisticadas de las cuales nadie sabe qué esperar. Decir estrategia compromete, por ejemplo, a llevar un pensamiento ordenado, que inicia con el entendimiento de las situación. Un entendimiento que cuestiona para romper con lo ya preconcebido, que provoca el detenernos un poco para ver si en realidad es eso lo que estamos buscando, y que comienza a integrar ideas o posibilidades de desarrollo. Ese es el inicio de todas esas “cositas” que debemos tomar en cuenta para llamar estratégico a un plan de trabajo. Muchas veces pensamos que la estrategia es una lista de acciones, que se ponen en un plan de marketing  y que como marca debemos realizar para llegar a ciertos objetivos – otra palabra compleja de entender y trabajar–. Pero no es así necesariamente. Si el listado de acciones no está pensado como un todo, de manera integral, si no queda claro cómo cada paso del camino suma al cumplimiento del objetivo, o cómo una actividad, complementa a otra sin importar el tiempo, espacio o medio donde la realicemos, estamos realmente planeando acciones aisladas.  Ideas independientes, que operan solas. Es probable que esas ideas nos gusten y hasta es posible que funcionen para “llegar a las metas”, sí, pero en estos casos la palabra estrategia también sale sobrando. Y no todo tiene que ser complicado. Cuando la creatividad se suma, una sola acción puede ser también el esfuerzo estratégico a seguir. Las formas que elijamos para conceptualizar, realizar y comunicar dicha acción podrían traer más resultados a largo plazo que una planeación sin rumbo. Importante: estos resultados no necesariamente son ventas; hay muchos otros logros que suman al valor de las marcas, a su construcción o posicionamiento. Las estrategias reales las deben de pensar y ejecutar en conjunto los diferentes equipos o áreas que integran a la marca/empresa. No son tarea de un departamento: “los de merca”, “los de comercial”, “dirección”... Tiene que haber un rumbo acordado en común, personas con quienes queremos conectar y mensajes que queremos hacerles conocer y sentir; seguramente habrá también objetivos particulares que perseguir (para los bonos o para que no sintamos que nos van a correr) pero cada uno de ellos debería sumar y colaborar al objetivo general, a una meta de marca a largo plazo mucho más significativa. Ahí es donde entramos como Pájaro Chato: llegamos a sumar pensamiento creativo-estratégico a los planes que tienen las marcas. Somos un complemento, una extensión de sus equipos, un detonador de nuevas ideas. Desde el primer taller que tenemos para conocer más de la marca, de su entorno y sobre todo del momento en el que se encuentra, hasta la ejecución de piezas, campañas e ideas, todo el proceso es resultado del pensamiento creativo. En el camino planeado, entendemos, cuestionamos y ordenamos, al mismo tiempo que imaginamos y creamos nuevas posibilidades: nuevos rumbos. Más allá de ser “la agencia” que trabaja para la marca, somos parte de la marca, con pensamientos de agencia. Un pensamiento creativo que debe tomar en cuenta todas las “cositas” que generalmente olvidamos al hacer estrategia.
Pajaro Chato
Abr 07, 2022
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
La gran ventaja de trabajar con nuestros clientes es ver un mismo escenario desde distintas perspectivas. Cada marca que llevamos en la agencia es una oportunidad de aprender de un equipo distinto, asumir nuevos retos y compartir el gusto de superarlos gracias a la cooperación de cada integrante.  Hoy, cedemos la voz a la representante de uno de los equipos que más nos ha enseñado en Pájaro Chato: Rubí Domínguez, gerente de marketing de Profuturo, una marca en la que hemos trabajado desde 2015 y que acaba de ser reconocida como una de las 300 mejores pensionadoras en el mundo.  “Pájaro Chato es una pieza muy importante para el trabajo que hacemos en Profuturo. Tenemos ya seis años colaborando con ellos y sabemos perfectamente que son una parte de nuestro equipo que siempre participará para presentarnos nuevas posibilidades, plantear otros acercamientos para resolver un problema y sorprendernos con su creatividad. Cuando comenzamos a trabajar juntos en 2015, ellos sólo se encargaban de desarrollar el contenido para nuestro entonces nuevo blog. Ese proyecto, aparentemente pequeño, pero fundamental para nuestra marca fue creciendo gracias a la confianza que construimos como equipo. Al día de hoy, el blog de Profuturo es una fuente de consulta confiable posicionada, que se visita por muchos mexicanos que buscan entender su ahorro para el retiro y recibir consejos para mejorar sus hábitos financieros.  Al mismo tiempo, Pájaro Chato y Profuturo han colaborado en muchos más proyectos como lanzamientos de campañas, proyectos de comunicación digital y física con clientes, estrategias digitales, campañas internas con fuerza de ventas, apertura de nuevas plataformas y hasta el desarrollo de un juego en línea para promover el ahorro entre los niños. Algo de lo que más valoramos en nuestra relación con la agencia es que se han tomado el tiempo de comprender a fondo lo que somos y ofrecemos como Afore. Como nuestro equipo de marca, se han sumergido en la realidad del ahorro para el retiro en México, entienden el panorama competitivo y trabajan para acercar a Profuturo a las necesidades, emociones y planes que tienen los trabajadores mexicanos.  Es ese entendimiento de las Afores y de Profuturo lo que les permite pensar en distintas soluciones creativas y muchas veces sorprendentes para cada reto que les presentamos. Sabemos que contamos con Pájaro Chato para ver más allá de lo aparente, para analizar un problema desde otros puntos de vista y ofrecernos propuestas claras y emocionantes para seguir creciendo como marca.  Como líder de este equipo, que integra a muchas personas al interior de la empresa, así como diversas agencias y especialistas, sé que una parte importante del desarrollo de Profuturo durante estos seis años es gracias a nuestra colaboración con Pájaro Chato. Ellos son un aliado estratégico de nuestra marca, siempre dispuestos a seguir creciendo, explorando, construyendo ideas y trabajando entre personas para llegar a nuestras metas.”   También te puede interesar:
Pajaro Chato
Feb 08, 2022
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
La satisfacción de las marcas que confían en nosotros es nuestro mayor estímulo para continuar creciendo como agencia. Nos gusta explorar el punto de vista de nuestros clientes y entender, desde su experiencia, cómo hemos asumidos los retos de sus marcas. Por ello, hoy nos acercamos a algunos de nuestros clientes más apreciados y les prestamos este espacio para que expresen, en sus propias palabras, qué impacto ha tenido en sus marcas trabajar con Pájaro Chato.   En esta ocasión, hemos cedido la voz a Alberta Martínez, presidenta y fundadora de su marca Alberta Gallery, con quien hemos trabajado desde 2020.  “Llegué a Pájaro Chato en busca de una guía certera que me apoyara para hacer visible lo que para mí es mi marca y lo que representa.  Con la llegada de la pandemia, fue un hecho que necesitaba de especialistas en comunicación para hacer frente a los nuevos retos que se nos presentaban. Más allá de la cartera de clientes o trabajos previos, buscaba un equipo que conectara a profundidad con la identidad de Alberta, y me ayudara a transmitirla a nuestros clientes, distribuidores e incluso nuestro equipo de trabajo. A la par del reto, también era necesario encontrar soluciones para comunicar mi marca ‘a la distancia’. La nueva realidad exigía replantear y cambiar la forma en la que conectábamos con distintos públicos; colecciones que antes se lanzaban en una Expo ahora tendrían que presentarse digitalmente, sin perder el toque humano, la emoción y la inspiración que nos distingue. Pájaro Chato estuvo a la altura de los retos y supo llevarnos por caminos inesperados, que no dejan de entusiasmarme.  Una de las cosas que más valoro es que encuentran potencial de desarrollo hasta en los detalles más pequeños. Me siento respaldada por la agencia y mi equipo de marca para solucionar mis dudas, expresar mi marca con mayor claridad y encontrar caminos sorprendentes para conectar con mis consumidores. Lo que más aprecio de las personas en Pájaro Chato es su espíritu creativo, dispuesto a hacer frente cualquier reto con una visión inspiradora que nos invita a todos a seguir creciendo. Su experiencia y su manera de trabajar me permite llamarlos aliados estratégicos de Alberta para hacer visible lo mejor de mi marca: para mostrar 'la voz de mi interior' a todas las personas”.   
Pajaro Chato
Oct 08, 2021
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
A todos nos dijeron hace años que “el contenido es rey”. Algunos incluso lo repetimos a nuestros clientes o prospectos; pero como muchos términos y frases de moda en marketing, se replicó tanto sin reflexión, análisis o acción, que quedó sin significado.  De monarca a lugar común, las marcas, influencers y publicaciones tienen años produciendo más contenido del que las personas podemos consumir. El resultado es un cansancio generalizado alrededor del término: Parece que el contenido ha perdido la confianza y el impacto en los departamentos de marketing y en las agencias.  De algo emocionante y que prometía grandes resultados, ha pasado a ser otra tarea más para cumplir con nuestro plan mensual. 

Nuestra experiencia con Profuturo

Por eso es alentador trabajar con marcas que continúan explorando las posibilidades del contenido y buscan nuevas maneras de utilizarlo para conectar con las personas. Marcas como Profuturo, una empresa mexicana pionera en el Sistema de Ahorro para el Retiro, que desde 1997 trabaja para ayudar a los trabajadores a definir, planear y tomar acción para mejorar su futuro.  Hace 6 años, comenzamos a trabajar con ellos en un proyecto para informar y educar a los mexicanos sobre su retiro a través de un blog. Lo que comenzó con 10 entradas, ha evolucionado a una integración a su equipo de marca -compuesto por distintas agencias, proveedores y áreas de Profuturo- en el que Pájaro Chato es responsable de desglosar los mensajes principales de la marca en contenido que responda a las necesidades, preocupaciones y planes a futuro de los trabajadores mexicanos.  Profuturo pone a las personas al centro de sus acciones de marca. Por eso nos ha retado a replantear cómo usamos el contenido: a pasar de las publicaciones tradicionales, a sitios de campaña interactivos, de videos informativos a juegos en línea para niños, de mensajes generales a comunicación más íntima, dirigida a los intereses de los trabajadores y clientes en cada una de sus etapas de vida.  Trabajando en conjunto con Profuturo hemos podido probar que el contenido aún tiene valor y excelentes resultados en las estrategias de marketing, siempre y cuando se planee, genere, distribuya y evalúe pensando en las personas que necesitan consumirlo. Fomentar una mejor cultura financiera y crear hábitos de ahorro para el retiro en los mexicanos es una tarea compleja, que requiere esfuerzos constantes, una visión a largo plazo y la capacidad de adaptarse al cambio. También necesita un equipo de marca comprometido con profundizar en las personas a las que nos dirigimos, escucharlas y acompañarlas en todas las etapas de su vida financiera.  Es esa combinación de innovación, adaptabilidad e interés en el “consumidor” lo que hace que Profuturo sea una marca tan retadora y gratificante para nosotros al momento de desarrollar contenido.  Sabemos que como equipo no perderemos de vista a nuestras personas, que seremos capaces de cambiar con ellas y sus hábitos. Sabemos también que mantendremos nuestro compromiso de conectar personas y marcas a través de información valiosa, pertinente, atractiva y emocionante: De contenido que tal vez ya no busca ser rey, porque prefiere generar relaciones estables que ganar otra corona.    También te puede interesar:
Pajaro Chato
Jul 26, 2021
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
“Subamos las métricas”,  “veamos resultados”, “cumplamos objetivos”, son algunas de las frases que escuchamos todos los días cuando hablamos de estrategias y marcas. Pero, ¿tenemos claro que, para que eso se logre, no nos podemos quedar solo con las buenas intenciones?  Es importante hacer, ejecutar, implementar, y entonces sí, ver cómo las cosas se van logrando. En el mundo de las marcas hay muchos objetivos por perseguir, no solo los que están ligados a lo comercial y al negocio. Casi siempre queremos que las personas nos compren o nos usen, cuando ni siquiera nos conocen, no saben que existimos, y mucho menos tienen claro nuestro valor en su vida diaria.  Darnos a conocer, llegar a más personas, que nos vean o que nos mencionen también son objetivos a perseguir y motivan a las personas a actuar: visitar nuestro sitio web, registrarse y jugar. Ese es el ejemplo de una de las marcas con las que colaboramos, Ganabet.mx “Hagamos una campaña con dos grandes personajes afines a la Marca”. Saben de deportes, les gusta el entretenimiento y tienen buen humor. Además de tener una gran exposición en los medios y conexión con las personas que los siguen. Y no estamos hablando de los tan mencionados “influencers”. Estos dos personajes, sí tienen talento. La idea: generar una idea que se integre a la forma de ser de los dos y que cuente, de una manera divertida, lo que se vive en Ganabet. Un gran comentarista de deportes y un jugador legendario están listos para colaborar con la Marca. ¿Y ahora? No solo se trata de pedirles que hablen de la marca o que lean una mención, hagamos que sean parte de la idea. “Christian, tú eres un apasionado narrador deportivo, y tú Jorge, un gran jugador, así que... ¡a jugar en ganabet.mx y narrar lo que se está jugando!” Juntos, Christian Martinoli y Jorge Campos, le dieron vida a esta campaña de Ganabet para que miles de personas la vieran en televisión, en redes sociales, en plataformas digitales y también en medios exteriores. Lo mejor es que no solo la están viendo, también están entrando a su sitio web, se están registrando y están jugando. ¡Mucho más que en otros momentos! Los diferentes objetivos se están cumpliendo y los buenos resultados se están reflejando. Y todo esto, gracias a que la marca decidió activar su estrategia, y no solo quedarse con las buenas intenciones.  Hagamos, implementemos, actuemos. ¿Hay que invertirle? Sí: horas de trabajo, de pensamiento, de ejecución.  Hay que jugar, hay que imaginar, hay que volar; en equipo, para ganar campeonatos y así llegar más alto.    Por: Pájaro Espinoza
Pajaro Chato
Jul 01, 2021
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
Como agencia que se enfoca en estrategias de comunicación creativa, consideramos importante brindar información de gran valor para aquellas empresas o marcas que están buscando pistas clave que les permitan entender con mayor claridad cómo funcionan distintas acciones de publicidad, marketing y temas similares y de qué manera impactan en los potenciales clientes y consumidores. Uno de los temas más comunes que hemos observado es una falta de claridad en torno a cuándo es buena idea desarrollar una campaña y cuándo es mejor enfocar los recursos en generación de contenido. Con eso en mente, pensamos que podría ser de utilidad tener en claro unos cuantos puntos respecto a este tema y buscar maneras de, sin llegar a lo burdo, simplificarlos un poco. Lo primero que hay que decir en torno a esto es que no se puede delimitar de manera absoluta qué es mejor, si una campaña o la generación de contenido, ya que la mayor parte del tiempo, estas acciones cobran fuerza en distintos contextos y pueden ser benéficas dependiendo de los recursos y objetivos de cada marca. Muchas personas, sin embargo, piensan que la opción rápida puede ser realizar una campaña, ya que el impacto puede derivarse de muchos factores y, a simple vista, puede parecer más “práctico” hacer una campaña y dejar que ciertas delimitaciones y datos hagan el resto del trabajo.  Por otro lado, la generación de contenido puede ser un tema no comúnmente abordado para quien no entiende con claridad cuál es la importancia de apostarle a esta vía como forma paulatina de construir engagement, y una relación de gran valor potencial con el cliente. Generar contenido es, básicamente, imaginar que las redes de tu marca o producto están contando una especie de historia, y esa historia, de preferencia, debe ser afín a los intereses de tu target y mantener su atención, lo cual no es tarea fácil.  De cierta manera, producir contenido implica estar involucrado en las redes y temas potencialmente interesantes para tu target, ya que esta será la manera en que comiencen a crear fidelidad con tu contenido y elijan consumirlo en vez del producto o marca de la competencia. Generar contenido implica que, a través de formas creativas de nutrir las redes de tu marca y su publicidad, encontrar formas de que ese engagement se vea reflejado de una manera u otra en la imagen de tu marca y, por lo tanto, en su relevancia. Una campaña es una excelente herramienta para lograr objetivos específicos, pero centrar tu atención en la creación de contenido puede abrirte las puertas a muchas opciones: crear contenido te permite crear una relación con tus consumidores, contar historias, permitir que vean tu marca desde otra perspectiva y que la perciban de manera más cálida, más “humana”. Esa clase de conexión se logra cuando la marca es capaz de brindar a su target contenido con el que sienta afinidad; en ese momento la comunicación de tu marca deja de percibirse como sólo enfocada a producir ventas, por ejemplo, y es entonces que el target comienza a crear, paso a paso, una relación de gran valor con tu marca y el contenido que produce en torno a su servicio o producto.  La clave está en saber cuándo puedes apoyarte de una campaña y de qué manera se pueden crear estrategias creativas enfocadas a la generación de contenido para crear diferentes vías de comunicación con tu target y consumidores. Basar tu estrategia en generación de contenido puede brindarte muchos beneficios, pero debes ser consciente de que, al ser una manera más “orgánica” de captar la atención de las personas para formar una comunidad alrededor de tu marca, los resultados reflejados podrían tardar un poco más que lo esperado en una campaña altamente planificada.  Saber ver más allá de una marca para encontrar historias y personas es parte de nuestra labor y es lo que más nos gusta. Con una estrategia clara, es posible definir cuándo hay que apostarle a una campaña y qué clase de contenido se puede crear para empezar a crear lazos valiosos con tu audiencia y potenciales consumidores o clientes. Al final, lo que más importa es entender este proceso como algo que tiene sus etapas y procesos lógicos. El ideal es aprender a saber usar ambas estrategias para diferentes resultados y objetivos muy específicos. Lo emocionante de apostarle al contenido es la oportunidad de tejer verdaderos lazos de valor que, además, también te ayudarán a conocer y definir con mayor claridad quién es tu audiencia y qué clase de información y contenido valoran más.
Pajaro Chato
Ene 25, 2021
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)

En momentos de crisis e incertidumbre económica, todas las personas se vuelven más conscientes de sus gastos y a cuánto equivale de su salario los productos que necesita; esto también es conocido como sensibilidad de precio, en otras palabras, cuánto está dispuesta a pagar una persona por un producto o un servicio.

Recordemos que en tiempos de crisis el consumidor estará más atento a ofertas y promociones y que además, valorará a las marcas que cuentan con una mejor relación calidad-precio. Esta es una gran oportunidad para conectar con él de una manera diferente.

Otro de los aspectos que debemos tomar en cuenta es que, a raíz del coronavirus, las personas buscarán productos y servicios que estén libres de riesgos y sigan normas de seguridad e higiene, un factor importante a considerar en cualquier tipo de negocio.

La búsqueda de reducir el contagio también se extiende a la forma de pagar, pues muchos están prefiriendo utilizar tarjetas de crédito, lo que de otra manera también se traduce a compras impulsivas y un aumento del gasto promedio en cada ocasión de compra, lo cuál también nos abre el panorama si contamos con un e-commerce.

Algunas industrias verán más cambios en la forma de compra de las personas que las consumen.

En el sector automotriz:

Podemos considerar que las personas no buscarán comprar un auto nuevo, de hecho, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) proyecta una caída del 90% en las ventas de vehículos en estos meses.

En cambio, podemos considerar que las personas optarán por realizar servicio y refacciones al vehículo que tienen pues resulta una opción más económica. ¿Esto qué representa para las concesionarias? La zona de atención en el taller tendrá que tomar medidas extras, como por ejemplo, aplicar técnicas de desinfección mediante ozono y procesos que garanticen la seguridad tanto de clientes como de colaboradores. Estas acciones reforzarán la confianza en el consumidor.

En el área inmobiliaria:

Está claro que para la mayoría de las personas los planes de mudanza se han tenido que cancelar o postergar gracias al covid19 y no se diga de las oficinas que han tenido que cambiar a un esquema de trabajo por home office. En sí, el sector inmobiliario se ha visto afectado en los últimos meses debido a la pandemia.

Aún así, el pronóstico no es tan negativo. Se espera que este mercado se estabiliza gradualmente a finales de este año o comienzos del siguiente, iniciando en primera etapa con las operaciones de renta. La Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) contempla un crecimiento a inicios del próximo año como un “efecto rebote” en los planes de renta y compra de vivienda que se vieron parados en estas fechas.

En el sector alimenticio:

Este sector es el que más cambios ha tenido que hacer en el menor tiempo. La urgencia de mantener la capacidad de entrega de suministros críticos y elementos esenciales para todos hizo que esta industria fuera la primera en accionar y buscar protocolos de distancia e higiene para poder seguir operando.

Existe una gran controversia entre que alimentos son primordiales y cuáles no, pero es difícil hacer una distinción y mantener solo una parte de la cadena sin abrir todo el sector, es por esto que esta industria sigue realizando y optimizando sus planes y protocolos para poder mantener productos en los anaqueles.

Cada industria tiene sus retos por delante, pero si todos como sociedad actuamos tomando las precauciones y medidas necesarias podemos hacer que la crisis sea menos difícil y la recuperación llegue mucho más rápido. El trabajo de las empresas y las marcas se convierte entonces, en escuchar a las personas para poder entender cómo están comprando y generar estrategias de precio adecuadas a la situación.

Visita nuestras últimas entradas: Brand Storytelling, crea historias emocionantes para tu marca  ¿De qué manera cambiará el marketing después de la pandemia?  Impacto de la pandemia en el marketing de influencers  
Pajaro Chato
Jun 19, 2020
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)

La palabra storytelling significa tal cual contar historias, es crear un relato en el que se transmitan valores humanos y significados, es comunicar una idea con una emoción.

Las historias de las marcas deben ser así, bien construidas y narradas, con personajes que se sientan reales, que tengan experiencias emocionantes y que transmitan verdades y sentimientos universales. La idea detrás de cada historia debe ser hacernos sentir es así como se quedarán en la mente de quién las escucha.

¿Cómo aplicamos esto a las marcas?

Primero debemos enfocarnos en contar una buena historia y cada historia debe tener su protagonista. Contrario a lo que muchos piensan el protagonista de este storytelling no es la marca sino las audiencias.

Para crear una historia que conecte con el público debemos entender que las mejores historias se tratan sobre personas y no sobre marcas. Significa que en lugar de hablar de los atributos de la marca, podemos hablar de las personas que la crearon, de los colaboradores que cada día hacen que los productos de la marca lleguen a cada hogar o como la marca acompaña en su día a día a las personas que la consumen.

Las personas que comparten, disfrutan y consumen de un brand storytelling lo hacen por la misma razón que ven una película, serie o leen un libro: porque lo disfrutan.

Es por esto que marcas con P&G lograron llegar a los corazones de todos con esta campaña:

Es bueno recordar también que un buen storytelling no se logra solo con una gran producción, una imagen puede llegar a tener el mismo impacto:

 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por LEGO (@lego) el

El secreto para crear una buena historia es entender y conocer a tu audiencia y crear un relato que los haga sentir algo.

Nos pusimos a investigar y estos son algunos tips para tener un storytelling que emocione:

1- Cuenta algo personal. Las personas conectarán mejor si les cuentas algo con lo que se identifiquen.

2- Relaciónalo a una emoción específica: alegría, miedo, agradecimiento o calma.

3- Como toda historia debe tener un comienzo, un nudo y un desenlace, aunque sea una sola imagen, siempre debe relatar un viaje.

El brand storytelling además puede y debe incluir a tu audiencia, deja que ellos también te cuenten cómo los hace sentir tu marca y utiliza estas experiencias para enriquecer tu historia.

El brand storytelling puede contar muchas, desde cómo nació la marca o hablar de las personas reales que trabajan en ella. Puede incluso hablar solo de los valores que te forman como empresa como el cuidado del planeta, el medio ambiente y de tu solidaridad hacia personas en diferentes circunstancias. Ya solo queda determinar, ¿qué historia quiere contar tu marca?

Pajaro Chato
May 29, 2020
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)

La situación derivada por el covid-19 ha traído muchos cambios en la forma de comunicarnos y hacer marketing y aunque los influencers son conocidos por poder trabajar en cualquier lugar, tampoco quedaron exentos a esta nueva realidad.

Antes de analizar qué está sucediendo con los influencers durante la pandemia, debemos entender cómo están actuando las personas:

  • Reportes indican que los contenidos pagados en Instagram cuentan con un 40% más de interacción.
  • El tiempo frente a la pantalla aumentó y con ello la necesidad de tener contenido de mayor calidad.
  • El 87% de los seguidores de influencers están comprando más y lo están compartiendo con las comunidades a las que pertenecen.

Con más tiempo para pasar viendo redes sociales, las personas están buscando contenidos que realmente sean de valor. Se están quedando atrás los contenidos rápidos y los posts poco atractivos, lo que las audiencias buscan ahora es entretenerse y aprender.

Esto nos da una gran oportunidad pues ahora tenemos lo que siempre hemos querido de la audiencia: atención.

Es importante decidir qué es lo que queremos que las personas aprendan de nuestra marca, por eso, los mensajes tienen que estar bien cuidados y aterrizados a la audiencia que pretendemos llegar.

La magia entonces está en hacer que las personas aprendan y además se sientan entretenidos por el contenido que estamos creando para ellos, es aquí donde los influencers entran al campo de juego.

Los influencers y su labor dentro de nuestra  estrategia durante la crisis

Antes de la crisis, contar con un vocero de la marca con una base de fans a fin a nuestros intereses, estaba evolucionando las estrategias de las marcas. Hoy ya se ha convertido en una necesidad que no podemos dejar atrás.

Algunas marcas de retail se acercaron a los influencers para mejorar la interacción con la audiencia mientras se obedecen las reglas de quedarse en casa. Otras marcas optaron por apoyarse de estas personalidades para promover dinámicas y concursos.

Cómo entrará el influencer a tu estrategia de marca depende del objetivo que quieras lograr. Lo más importante para elegir a la persona indicada es pensar en cómo su personalidad, valores y por supuesto la audiencia que lo sigue, es a fin a tu marca. No hay que guiarse por cantidad de seguidores sino por valor de contenido que genera.

En estos momentos las redes sociales se trata de comunidad no de competencia. Los influencers que lo han entendido, ha logrado que sus seguidores se mantengan interactuando con ellos, es así como han logrado que plataformas como Facebook, Instagram o TikTok se conviertan en lugares donde puedes unirte con otros y sentirte conectado con las marcas.

Si te gustó esta entrada no olvides dejarnos tus comentarios.

Te invitamos a leer nuestras entradas más recientes:

Coronavirus, el pequeño que puso al mundo de cabeza

Las cabezas dándole la vuelta a la crisis

E-commerce, la herramienta de venta más importante en estos momentos.

Pajaro Chato
May 15, 2020
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)

El e-commerce se ha convertido en una herramienta clave para impulsar las ventas de cualquier tipo de negocio, pero es gracias a la contingencia que muchas empresas se están dando cuenta que este canal no es solamente un medio de apoyo sino que se ha convertido en el principal método de venta para sus productos o servicios.

Este año, del 23 de mayo al 1 de junio se llevará acabo el Hot Sale, una iniciativa de la Asociación Mexicana de Venta Online que promueve el comercio electrónico y que tiene la intención de crecer el número de compradores online.

Durante su última edición, reportó ventas por 11,082 millones de pesos, lo que significó un crecimiento del 30% con respecto al año anterior. Es muy probable que en esta ocasión se superen estas cifras pues la cuarentena nos ha hecho más susceptibles a realizar compras en línea y muchos de los prejuicios que se tenía respecto a esta modalidad de compra están cambiando.

¿Qué representa esto para las marcas?

Abre los ojos a todas las empresas a contar con un servicio de venta en línea. Ya sea con un sitio web habilitado para e-commerce o estar presentes dentro de alguna página de comercio en línea como Amazon, Linio o Mercado Libre, tener esta presencia online se ha vuelto indispensable.

Es necesario, además tener la infraestructura física y digital para darle a los clientes un servicio óptimo. En la parte digital hay que contar con sistema de pagos, CRM, SEO; y en la parte física se tiene que tener establecido el espacio para el área de consolidación, transportación, material para asegurar la protección del envío e incluso un área especial para atención a clientes.

¿Qué significa esto para la comunicación?

Nos invita a estar más presentes en canales digitales.

Pensar en cómo compran las personas y qué información están buscando nos ayudará a crear los mensajes adecuados para conectar con ellos. Aquí entra todo nuestro conocimiento en Inbound Marketing y la inteligencia que la gestión y conocimiento de la marca nos ha dado.

Redes sociales como Facebook e Instagram se vuelven más importantes cuándo hablamos de invitar a las personas que nos siguen a visitar nuestra tienda en línea. Los mensajes que compartimos no solo deben hablar de los productos o servicios, si no que se deben transformar en un gancho para que las personas puedan encontrar lo que ofrecemos en nuestro e-commerce.

La venta en línea es un canal importante que nos ofrece información inmediata, el reto está en saber interpretar esos datos para continuar realizando campañas y estrategias que impulsen la compra de las personas que nos siguen y nos buscan a través de todos nuestros canales digitales. Es por eso que aliarse de agencias con buen conocimiento en herramientas digitales, ayudará a las marcas a mantenerse activas presentes y sólidas en un mundo que se vuelve cada vez más virtual.

Pajaro Chato
May 08, 2020
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)

En el mundo de la publicidad a veces es común escuchar que empresas quieren aparecer en televisión, Instagram Stories, tener una mención en algún programa de radio o podcast o contar con una plana completa de periódico, pero si nos enfocamos tanto en el medio, estamos olvidando algo muy importante: el momento de mi marca.

Para determinar el momento en el que se encuentra tu marca es importante considerar la sensibilidad de la audiencia, el entorno en el que se encuentra, conocer su estatus actual y a dónde se quiere dirigir.

Antes de encontrar qué queremos decir, es importante determinar el objetivo de negocio. Es importante conocer el rumbo a dónde queremos dirigir nuestra marca pues nos ayudará a determinar cuáles serán las metas que tendremos que lograr para alcanzar el objetivo.

Una vez que sabemos el objetivo de negocio es necesario determinar el objetivo de la comunicación Para lograrlo tenemos 3 preguntas que  te pueden ayudar a identificar el mensaje. 

Primero tenemos que elegir: ¿qué queremos comunicar?

Determina primero el objetivo de tu mensaje.¿Buscas instruir, aconsejar o informar? Recuerda que, en todo tipo de comunicación, el mensaje que construye el autor está hecho para ser interpretado y reconstruido por el destinatario, siguiendo sus propias referencias y conocimientos. Por eso el mensaje debe ser lo más claro y conciso posible.

Lo que nos lleva al punto dos: ¿a quién se lo queremos decir?

Precisar la audiencia objetivo que queremos que reciba el mensaje es clave, pues nos ayuda a determinar cómo habla, qué busca, qué desea escuchar; así acotamos nuestro mensaje para ser lo más claro para ellos posible. Para conocer los hábitos de nuestra audiencia objetivo podemos apoyarnos con distintos recursos como investigaciones, reportes de mediciones de audiencia e incluso los analytics de nuestras redes sociales o para descubrir qué es lo que los motiva

Y para finalizar: ¿a través de qué canal hablaremos?

Si tenemos claro cuál es nuestro objetivo y dónde está nuestra audiencia, elegir el medio adecuado para llegar a ellos es fácil. Es importante notar que el usuario no irá a buscar el mensaje en medios o canales que no suele usar. Es por eso que si quieres acercarte a tu audiencia, tienes que conocer bien sus hábitos.

Estos tres puntos, aunque claves, no son todo lo que hacen que un mensaje publicitario sea eficaz. Es necesario buscar más ideas, explorar nuevos caminos para llegar al mensaje indicado para tener comunicación efectiva. Si lo que te preocupa es la creatividad, piensa que mientras contemos con más información y tengamos un claro objetivo ésta llegará fácilmente.

Pajaro Chato
Feb 18, 2020
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
Seguro te ha sucedido esto: Estás en una junta para proponer o revisar un proyecto, llega un directivo y cuenta que acaba de ver un artículo, libro o video y suelta una ocurrencia -o “idea brillante”- que amenaza con descontrolar todo el trabajo que ya se había realizado. Tus compañeros, jefes o colaboradores comienzan a improvisar respuestas y, sin dudarlo, deshacen todos los planes anteriores para adaptarse a la gran idea del jefe. Es frustrante, ¿cierto? Además de frustrar tus esfuerzos, seguir estas dinámicas laborales puede poner en peligro el desarrollo exitoso de tu marca. A estos comportamientos seguidos por los líderes y equipos de trabajo, se le conoce como el Síndrome del Objeto Brillante, y no por nada sus siglas en inglés son SOS. Este mal es muy común y puede ocurrir en cualquier escala de tu marca: en la relación jefe-gerente, entre gerente y agencia, o hasta entre los mismos colaboradores de la marca. Sucede cuando alguien se obsesiona con una idea que cree brillante pero en realidad desvía la atención de los objetivos de la marca o negocio. El problema del Síndrome del Objeto Brillante es que obliga a dejar de lado lo que se está haciendo para hacer algo que probablemente no se acerca ni un poco a la estrategia. Evidentemente, esto se traduce en trabajo doble, menores resultados y frustración. Y un problema más grande es que detrás de un objeto brillante hay otro, y otro, y otro…

¿Cómo identificar este mal y combatirlo?

Independientemente de lo novedosa o creativa que pueda llegar ser una idea, la única forma de combatir un objeto brillante es hacer una sola cosa: enfocarse en el plan. Por eso, te compartimos algunas ideas para dejar de perseguir objetos brillantes.

En la oscuridad todo parece brillar más

Si no tienes objetivos claros desde el inicio, el camino será incierto. En cambio, si trabajas bajo objetivos bien definidos será mucho más difícil caer en ocurrencias apresuradas. Y sí, sabemos que puede ser difícil identificar cuando una iniciativa del director es una idea más o es parte de plan actual, así que tu trabajo será recordarle una y otra vez qué se está tratando de alcanzar. No te dejes llevar por lo tentadora que puede ser la idea o porque simplemente el jefe lo dijo.

Evalúa los recursos

Quizá te has topado con una de las más comunes ocurrencias de la historia: “¡hagamos algo viral!”. Sin embargo, hay preguntas que hay que hacerse: ¿De dónde saldrá el presupuesto? ¿Contamos con el talento y la experiencia necesarios? ¿Quién liberará la iniciativa? Cuestiona siempre en dónde encajaría la nueva gran idea y cuál es el logro que se desea alcanzar.

Guarda los objetos brillantes

Si bien es cierto que puede haber muchas ocurrencias, también es cierto que de ahí pueden nacer buenas ideas para posteriores reuniones de planeación, estrategia y desarrollo. Anota todo en donde después puedas consultarlo fácilmente, recuerda que la inspiración puede llegar de esas ideas.

Mantén contacto con los líderes

¿Recuerdas a Dory, el pez azul con pérdida de memoria a corto plazo? Lo mismo puede pasarle a cualquiera con cada nueva idea. Trata de recordarle a los líderes qué han solicitado y no dejes de pasar mucho tiempo entre la propuesta y la entrega, así evitarás que el jefe, la misma persona que lo encargó, se sorprenda de que exista. El Síndrome del Objeto Brillante es algo con lo que las personas de marketing tienen que lidiar todos los días y puede alejarlas de los objetivos de la marca, pero si tomas en cuenta los puntos anteriores y aprendes a poner límites, los resultados serán lo que realmente brillará. Recuerda que uno mismo tiene sus objetos brillantes pero sólo identificándolos y combatiéndolos tus esfuerzos para construir tu marca irán teniendo más resultados a largo plazo. Y tú, ¿qué experiencias has tenido con objetos brillantes? Compártelas con nosotros.
Pajaro Chato
Abr 22, 2019
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
Tal vez ya lo sabías, pero tu público no es el mismo que fue hace 10 años. Ahora te encuentran fácilmente con un par de clics en los buscadores o en las redes sociales y te ven muchas más personas, pero eso no significa que te comprarán más. Por eso algunos de tus objetivos se han ido transformando y tal vez tu forma de vender también debería hacerlo. Quizá estás buscando una agencia que te revele el secreto para vender más, porque claro que la comunicación te ayuda a vender, pero lograr que tu marca comunique es más que hacer branding y tener visibilidad. Siempre es necesaria una estrategia con la que te ganes los corazones y las mentes de las personas. Deja que te conozcan, que sean parte de ti, escúchalos y comparte con ellos lo que eres. En la actualidad, las personas se disgustan cuando tratas de venderles algo directamente, sin antes presentarles tu marca, entablar una conversación y darles la información que necesitan. A diferencia de las décadas pasadas, ahora es más fácil llegar a ellos mediante historias y despertar su interés genuino por relacionarse con ella. En Pájaro Chato, creemos que las marcas cobran vida cuando se nutren de ideas, sueños, ilusiones, emociones y razones; todos construidos a través del profundo conocimiento y entendimiento de las personas que viven a su alrededor.

Y todo esto, ¿cómo te ayudará a vender más?

Seamos realistas: hay una enorme distinción entre consolidar a tu marca y consolidar tus ventas. Nuestro trabajo como agencia de comunicación es crear una conexión poderosa entre tu marca y tu público a través de la estrategia y la creatividad; mientras que la tarea del equipo de ventas será acompañar al cliente hasta el último momento de compra. A pesar de eso, tanto en ventas como en comunicación, hacemos equipo para darle a las personas más razones para que sigan eligiendo tu marca. Pero el secreto para aumentar tus ventas realmente no es un secreto, se trata de pensar en personas y construir una relación entre ellas y tu marca. Pero como has de saberlo, toda relación duradera toma tiempo, dedicación y tarda en dar resultados a largo plazo.
Pajaro Chato
Ene 16, 2019
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
Existen dos tipos de clientes:   Los que llaman a “sus agencias” para pedir soluciones de último momento sólo “porque la competencia lo está haciendo” y exigen e imponen “los servicios por los que pagaron” sin seguir una estrategia o una planeación. Por otro lado, se encuentran los clientes que ven a la agencia como una extensión del equipo de trabajo y en conjunto crean estrategias, buscan soluciones bajo un mismo entendimiento y siguen los mismos objetivos con el fin de seguir construyendo su marca pensando en personas. 1135
Pajaro Chato
Sep 12, 2018
Read More
Entre agencias y marcas
Comments (0)
Si llegaste aquí es muy probable que estés en búsqueda de una agencia de publicidad o comunicación. Tal vez tienes ya tu solicitud estructurada y estás explorando candidatos. Posiblemente ya trabajaste antes con otras agencias y tienes experiencias no tan positivas. Seguramente tienes dudas sobre si vale la pena confiar en una agencia otra vez. Quiero decirte que te entiendo. Lo más sencillo sería darte por tu lado, escuchar tu queja y decirte que tienes toda la razón. Que las otras agencias no sirven: que sus modelos son anticuados, que no tienen la estructura para atenderte o que sus creativos “no piensan fuera de la caja”. Inmediatamente después pasaría a decirte que nosotros sí somos diferentes. ¿Por qué? La razón la adaptaría a lo que quieres escuchar y a lo que sea que necesite decir para que me compres. Pero no haré eso. Sí quiero escuchar tu historia, saber qué falló en tu última relación con una agencia, me interesa conocer qué piensas de la industria. Pero antes, necesito contarte algo. Hace poco más de 3 años, un grupo de personas -con diversos antecedentes, años de experiencia y habilidades- nos reunimos en un parque para dar inicio a nuestro trabajo como Pájaro Chato. Hicimos un círculo, el primero de muchos, y compartimos lo que queríamos o esperábamos construir en esta nueva etapa. Hasta la fecha, recordar ese momento me llena de energía. Todas las personas en ese parque queríamos ser parte de Pájaro Chato para algo más que ganar reconocimientos, premios, bonos o para hacer otra “agencia que piense diferente” (es más, muchos cuestionamos la necesidad de crear una agencia más en esta ciudad). Lo que nos unía era la necesidad de explorar nuevos caminos, cuestionarnos, inspirarnos y encontrar nuestra propia manera de hacer comunicación y construir marcas. Sabíamos que, como industria, nos enfrentábamos a retos que exigían distintas habilidades y nuevos acercamientos a lo que conocemos como marketing o publicidad. Queríamos replantear nuestras dinámicas de trabajo, así como poner en tela de juicio los resultados que ofrecíamos. Estábamos obligados a entregar mayor valor a las marcas de nuestros clientes y satisfacción a sus consumidores. Compartíamos grandes ejemplos de otras personas en búsqueda de dignificar la publicidad, pero para lograrlo era necesario trabajar de otra manera: trabajar mejor. Debíamos exigirnos más. También teníamos que pedir lo mismo de nuestros clientes: objetivos claros, briefs precisos, criterios de evaluación, entendimiento de las personas detrás de su consumidor, involucramiento en los procesos de creación, retroalimentaciones puntuales y, sobre todo, asumir corresponsabilidad sobre el cumplimiento de resultados. Porque una marca no se construye desde una agencia, todas las partes involucradas en el proyecto necesitan colaborar y operar en sincronía, para desarrollar marcas con las que las personas quieran conectar. En la experiencia de Pájaro Chato, sin el involucramiento del cliente y su cooperación a través de solicitudes claras, gestión responsable o flujos de información eficientes es muy difícil obtener los resultados que las marcas demandan actualmente. En otras palabras: si tus últimas agencias no te dieron resultados, seguramente tú cargas con algo de la responsabilidad sobre esos errores. Por eso quiero aprovechar que estés considerando nuevos aliados en tu trabajo y que llegaste aquí, a esta entrada. Quiero invitarte a contactarnos, para que juntos podamos hablar y reflexionar sobre tus experiencias pasadas trabajando en agencias, entender lo que necesitas de ellas y cómo podemos compartir la responsabilidad de hacer grandes cosas para tu marca. Quiero que nos des la oportunidad de cambiar juntos nuestras dinámicas laborales y los resultados que podemos ofrecer. Quiero que seas parte de una conversación que nos fortalece a empresas y agencias por igual, que dignifique el concepto que tenemos de marketing o publicidad y que logre tocar los corazones de las personas. Quiero que me cuentes, ahora sí, qué falló la última vez que trabajaste con una agencia. Quiero que descubramos cómo podemos hacer equipo para que eso no pase de nuevo.   Fernando Tanaka Director Comercial Pájaro Chato hola@pajarochato.com
Pajaro Chato
Jul 18, 2018
Read More